Trucos para ahorrar dinero

Si ves que el dinero se te escapa y quieres o necesitas conseguir unos tips para mejorar el control sobre tus finanzas y para ahorrar, este artículo va para ti.

Antes de nada, te damos uno de los mejores consejos para tener una visión global sobre tu dinero.

  • Organiza mejor tu finanzas familiares.Después de recibir tu sueldo, sácalo de tu cuenta bancaria y diversifícalo entre varios grupos de finalidades. Distingue también qué grupo es más importamte y cuál menos según las prioridades de pago. De esta manera sabrás en qué grupo todavía puedes gastar un poco de dinero y en qué grupo tendrás que esperar hasta el mes que viene.

Ahora bien, tomando como base lo que hemos dicho anteriormente, te dejamos un par de tips de cómo ahorarr el dinero desde un punto de vista general:

  • Pon el órden en tu casa, tira sin rencor y con agradecimiento a la basura todo lo que ya no utilizas y lo que no te hace feliz. Así, además de sentirte más libre, verás cuáles son las cosas que no volverás a comprar otra vez (porque ya no las necesitas) y gastar el dinero por ellas.
  • Piensa cuánto realmente gastas en un mes en comprar cosas o utilizar servicios que están a bajo precio sin ser realmente necesarios. Quizás el gasto de unos días en esta esfera no sea una cantidad de dinero tan extraordinaria, pero si te das cuenta cuánto es en un mes entero, puede que te lleves una sorpresa. Por eso, no realices compras de este tipo tan a menudo.

¿Y cómo ahorrar, por ejemplo, en comida?

  • Si tienes tu propio huerto o huerta, apégate a ella. La ventaja económica, además de las muchas otras que tiene, es que lo único en que probablemente vas a tener que gastar es en la compra de semillas al principio y en el agua con la que vas a regar el cuadro. Para ello, te recomendamos que primero hagas unas cuentas para saber si te sale rentable en relación con el precio de agua en tu caso individual.
  • Cuando vayas a hacer la compra, enfócate en comprar solamente lo que necesitas. Para ello, haz una lista de compra antes de salir de casa para saber qué es lo que se necesita. Al contrario, si vas a la compra sin saber exactamente para qué, puedes tender a perder el control sobre tu dinero. ¡Ojo! Este consejo no pretende que no te compres nunca un capricho para darte alegría, sino que lo que tiene como objetivo es que no gastes mucho dinero en caprichos sin darte cuenta.