Créditos no bancarios

Si necesitamos un crédito pero sabemos que el banco no nos lo va a conceder (por ejemplo, por estar boletinados en el Buró de Crédito, o no tener ingresos regulares) o simplemente no nos conviene la oferta de los bancos o nos parece muy cara, tenemos otras opciones- los créditos no bancarios. Se trata de préstamos que no son otorgados por las instituciones bancarias que forman parte del sistema bancario del país. Estos préstamos encierran en sí varias ventajas, como vamos a ver a continuación, sin embargo, siempre es importante estudiar bien las condiciones y no aceptar la primera oferta sin mirar las demás.

Las formas básicas del crédito no bancario

a) Préstamos de amigos, vecinos o grupos particulares de ahorro

Entre la familia se suele prestar el dinero de manera informal, normalmetne sin la presencia de documentos y sin la tasa de interés. También existen grupos particulares de ahorro, están formados por un número determinado de personas que destinan en el grupo un monto semanal y los miembros del grupo pueden solicitar un crédito. Los intereses que gana el grupo se reparten entre los miembros. Desgraciadamente puede pasar que al final surgirán problemas familiaras o de amistad por el posible incumplimiento de las condiciones acordadas.

b) Préstamos de instituciones financieras

Es una de las mejores alternativas que se puede escoger. El proceso de solicitar un crédito no suele ser tan complicado como en un banco- no se suele recurrir a una investigación tan profunda del solicitante, los créditos se autorizan de una manera bastante rápida y además, hay muchas instituciones no bancarias que permiten tramitar el préstamo por internet.

c) Préstamos de adelanto de nómina

Se trata de un préstamo bajo a corto plazo. Está destinado a personas que por alguna razón no han alcanzado a llegar a fin de mes o les ha surgido un imprevisto. Normalmente solamente se presta una cantidad baja de dinero que hay que devolver al final del mes con el salario siguiente.

Los requisitos más frecuentes

Los requisitos concretos dependen de cada una de las instituciones no bancarias. Además se suelen aplicar más requisitos cuando solicitamos una cantidad más elevada de dinero o cuando pedimos que nos lo concedan de manera inmediata. Los requisitos principales son la mayoría de edad, aportar la identificación oficial y la comprobación del domicilio del cliente.

Cuando se solicita una cantidad mayor, es decir, más de $5,000.00, adicionalmente nos piden un comprobante de ingresos, aval, prenda en garantía y examinan en el Buró de Crédito.