Crédito automotriz

Actualmente casi todas las familias necesitan tener un auto. Para que podamos adquirirlo, muchas entidades nos ofrecen este préstamo específico, destinado a la compra de un auto. El servicio suele estar en la oferta de los bancos, instituciones financieras o las agencias que venden autos nuevos o de segunda mano. Y en muchos casos se puede tramitar la solicitud de crédito automotriz por internet, en los portales de las entidades mencionadas suele haber un simulador que permite calcular el monto total de la inversión que estamos planeando.

Requisitos para poder obtenerlo

a) Estabilidad financiera

Las entidades que ofrecen los créditos para la adquisición de un auto examinan profundamente a cada solicitante antes de aprobar el crédito. Les interesa si será capaz de pagar la deuda. Y por eso estudian cuánto tiempo ha vivido en su domicilo, cuánto tiempo ya lleva trabajando en el mismo puesto de trabajo, exigen referencias laborales y personales. Investigan el historial crediticio y el Buró de Crédito, una lista de los deudores.

b) Capacidad de pago

Las instituciones financieras y bancarias considerarán la cantidad de dinero que le quedará disponible al cliente después de que pague todas sus deudas y sus gastos fijos mensuales. El pago mensual del crédito puede alcanzar como máximo el 30% del salario.

c) Garantía o aval

A veces se requiere también un aval o dejar una garantía en prenda. La prenda suele ser el auto que se está comprando. En este caso el auto está al nombre del banco y sólo cuando el cliente liquide todo su crédito, el auto se encontrará a su nombre

.

Documentos necesarios

Los documentos requeridos pueden ser varios, siempre depende del banco o institución financiera con la que se colabore. Generalmente son los siguientes: la solicitud rellenada, comprobante de domicilio, comprobante de ingresos e identificación oficial vigente.

Consejos para pensar antes de solicitar el crédito

Lo más importante para pensar antes de solicitar un crédito para poder comprar un auto es el presupuesto, o sea, el máximo que podemos gastar en el auto incluidos el precio del seguro, comisiones e intereses. No se olvide de que la gasolina y el manteniemiento también le supondrán un gasto considerable. Está seguro de que realmente se lo puede permitir? Compare bien las ofertas de préstamos automotrices que hay en el mercado, a veces las diferencias son notables.